Depau Sistemas / Comparativas de productos  / OLED vs QLED, ¿SÓLO O CON LECHE?

Pregunto lo de arriba porque no quiero ir de listo y en esto de gustos, nada hay escrito. Por mucho que este mundo que nos ha tocado vivir se mueva por modas. Cuándo, si no, iban a existir influencers y popes que nos dijeran por dónde hemos de ir, cómo tenemos que vestir y qué debemos comprar. O si, para estar a la última, vuestro próximo televisor debe tener tecnología OLED o QLED… Que a todo esto, igual no sabéis qué son estos dos términos y en qué se diferencian. Pues nada, aprovechando que aún me queda folio, me arremango y entramos en faena.

LED, OLED, QLED O COSAS QUE ACABAN EN -ED

Las pantallas LED son una evolución de las LCD. En ellas, la retroiluminación se consigue por medio de diodos emisores de luz en lugar de bombillas fluorescentes. Presentan más ventajas que sus predecesoras, entre las que cabe destacar más brillo, mayor durabilidad y precio más competitivo. El punto negativo es la poca calidad a la hora de representar el color negro, que nunca es tal, sino gris muy oscuro debido precisamente a que el panel de retroiluminación siempre proyecta algo de luz.pantalla OLED

Las pantallas OLED van un paso más allá. Los diodos orgánicos emisores de luz funcionan como píxeles independientes. Esto es: mientras que en una pantalla LED los diodos son usados para iluminar un panel, en el caso de las OLED el panel está formado por los propios diodos. No necesitan fuente trasera de iluminación porque ellos son la luz. Eliminando esa necesidad de retroiluminación, se consiguen televisores más finos y con mejor contraste y tiempo de respuesta. Pero surgen nuevos inconvenientes. En concreto, una mayor degradación del panel (sufre sobre todo el color azul), zonas de quemado como en las pantallas de plasma, y se ven más afectadas por la humedad que las pantallas LED.

Aquí es donde aparece Samsung con su tecnología QLED. Pretende mantener la durabilidad del LED con las mejoras de contraste y viveza de colores del OLED. ¿Me seguís? Pues aún hay más.

EN BUSCA DEL NEGRO PURO

Los paneles QLED de Samsung son una evolución de los LED con tecnología Quantum DotEs decir, siguen necesitando de una fuente de luz externa, generalmente situada en la parte trasera o en los laterales, de LED azul. Quatum Dot, o tecnología de punto cuántico, permite mostrar en una matriz LCD colores RGB extremadamente puros y precisos. Y dejo aquí la explicación, Pantalla QLED porque si me pierdo con lo del gato de Schrödinger en cuanto escucho la palabra “cuántico”, imaginad con esto.

Sea como sea, una de las grandes ventajas del QLED frente al OLED es su nivel de brillo. 1500/2000 nits frente a 900. Otra, no menos importante, la vida útil del panel y el prácticamente inexistente quemado de pantalla, gracias a su fabricación con materiales inorgánicos. Y tampoco podemos obviar que estos paneles se ven menos afectados por la humedad que los OLED.

Por contra, cuando se trata de mostrar el color negro en pantalla, los paneles OLED son imbatibles. Sí, Samsung ha avanzado mucho en la reproducción de este (no) color, pero si aceptamos como blanco la superposición de todos los colores, mientras que el negro es la ausencia total de luz, QLED va un paso por detrás. Básicamente, porque sigue dependiendo de la retroiluminación para mostrar los colores. Aunque sea el negro. Y si hay luz, por definición, no existe el color negro puro. Cosa que OLED sí consigue, ya que si un pixel no recibe alimentación, no produce ninguna luz. Ergo, negronegronegro.

OLED Y QLED, ¿CUÁNTO Y POR QUÉ TANTO?

Hagamos un ejercicio de recapitulación extremo. Las diferencias entre OLED y QLED son poca cosa. La primera tiene un negro puro insuperable, mientras que la segunda consigue mejor brillo. Vale que la primera se degrada antes, mientras que la segunda es teóricamente más duradera. Pero las dos tienen ángulo de visión casi perfecto. Y en cuanto a precio, están comme ci comme ça. ¿Por qué, entonces, elegir una u otra? Pues si el lector espera que sea yo quien le solvente la duda, va apañado. Servidor de influencer tiene poco y de pope menos todavía. Soy, eso sí, de los que ven las cosas con detenimiento, sopesando bondades y defectos, para equivocarme lo mínimo imprescindible. Como merece la pena invertir tiempo en los detalles, aquí tenéis los televisores QLED de nuestra tienda online y en este otro aquí, los OLED. Le echáis un rato y decidís por vosotros mismos. Y ya si eso, me contáis cómo de bueno ha salido el aparato.

Etiquetas Artículo

2 Comentarios

  • José Cánovas
    30 enero, 2018 at 16:26

    Muy buena y eman explicación. felicidades. Seguir así.

  • Manuel Gavilán
    7 febrero, 2018 at 15:30

    Un poquito partidario habría que ser, aunque como ocurriera en su tiempo y por circunstancias no tecnológicas, nos equivocáramos y se impusieran los VHS sobre los BETA.

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Share This